Poesia / J. L. Escudero 

A mi amigo el "Chongo"

por J. L. Escudero

Porque no hiciste más que tropezar
y con la mirada esa de mirar imposibles ir,
ojos alerta, brazos extendidos
en olímpico ademán hacia
lo que no estaba.

Porque soñabas martingalas famosas
las con ruedas cuadradas
¿y así a dónde ir? El juego
¿nos respetaría? Tu sistema
fatalmente se enterró en los desiertos
del "no va más".
Es por eso que hoy paso el plumero
sobre la nuestra aquella vida hermosa,
desempolvar noches, recordarnos, recordarte.
Es que fuimos hermanos en la búsqueda seca,
sacábamos el pasaje hacia
y volvíamos exentos de todo.
Y con cara larga en la calle nos decíamos
¿qué pasó?

Y para que esto hablar si nada
queda excepto yo aquí ¡eh!,
para desempolvar tus huesos con esta canción
¿fúnebre? sí,
por todos los caídos en el laberinto ciego.

Chongo, chongo ¿qué más
hubiéramos podido hacer?
Preguntémosle al pterodáctilo,
ese reptil de los pantanos
que hace millones de años aprendió a volar.

Jorge Ramponi
A. Tejada Gómez
Fernando Lorenzo
J. L. Escudero
A. Solá González
Ocho Clásicos
Otros Poetas
Poemas de Amor
Sala Bilingüe
Sala del Vino
Cómo leer un poema
Poemas de Lectores

 

Copyright 2005 PUNTO COM S.A.  Reservados todos los derechos.